Posibles procedencias de los primeros Americanos


 

La antropología oficial se inclina por una única procedencia de los primeros Americanos: desde Siberia atravesando el estrecho de Bering, zona de mayor acercamiento del Viejo Continente, pues se cree que hace unos 50 mil años, debido a las bajas temperaturas, estaba cubierto por un puente de hielo, o quizás al ser el nivel del mar más bajo que el actual, hubiese emergido un puente de tierra entre Asia y América. Esta tesis estaría apoyada por el parecido étnico entre los nativos norteamericanos y los asiáticos.

Otros estudiosos apuntan además, a otros contactos e influencias culturales oceánicas indiscutibles que vendrían a sumarse a los anteriores, apoyándose precisamente en otras similitudes étnicas provenientes de Oceanía, y Australia (rasgos negroides) de forma que habría que aceptar la existencia de rutas marinas en el Pacífico, por ejemplo entre Melanesia y Polinesia, y México y Perú.

 

 

Además también se supone hubo presencia de escandinavos y pobladores vikingos.

Algunos pocos han defendido el autoctonismo antropológico, como por ejemplo el paleontólogo Ameghino, que basó sus investigaciones sobre los restos óseos fosilizados de los antecesores de los americanos en esqueletos, desde monos , hasta personas nativos actuales. 

Se supone que cuando aún no había aparecido el homo-sapiens sobre la tierra, el continente americano ya se había separado.

Figura 2: experimentos relativamente recientes demostraron construyendo embarcaciones según los modelos antiguos con materiales como totora o juncos que se podía llegar a la Polinesia partiendo del Callao, gracias a las corrientes marinas. Algunas de las expediciones: Uru, Kon-Tiki son contradictorias en cuanto las posibilidades de navegación siguiendo las corrientes en sentidos Europa-América y no a la inversa , America-Asia y no a la inversa ...histarmar.com.ar/InfGral/ThorHeyerdahl.htm

 

Según Meggers, Evans y Estrada, el hecho de que aparezca  cerámica aisladamente , es decir sin su contexto cultural, en Valdivia, y las semejanzas con tipos arcaicos de alfarería japonesa, sería indicador de que hubo influencias culturales llegadas siguiendo también corrientes marinas hace 4 o 5 mil años desde el Japón a Ecuador (Figura 3).

 

Figura 3: Comparación entre fragmentos de la cerámica más antigua conocida en América (3000 4000 a. C.), comparados con sus similares y contemporáneos del Japón (Meggers)

Renet Vado
 


Referencias bibliográficas:

- Prehistoria de Suramérica. Juan Schobinger. Editorial Labor 1969

- Arqueología Peruana. Federico Kauffmann Doig. Ediciones Peisa 1969